EL MOVER PROFETICO Y EL DESTINO DE LAS NACIONES



1. Dios es un Dios de propósitos y destinos

Los propósitos y destinos de Dios no solo tienen que ver con individuos sino también con familias, tribus, pueblos y naciones. En Abraham Dios declaró y estableció que su voluntad es bendecir a todas las familias de la tierra (Gen. 12,3). A través de la boca de Jacob fue profetizado el destino de cada una de las tribus de Israel, las cuales se han ido cumpliendo, especialmente con la tribu de Judá (Gen. 49). Con Moisés Dios guía al pueblo de Israel a través de la unción profética que no sólo radicó en Moisés y Aarón, sino que fue transferida a 70 ancianos más (Números 11). Con Samuel Dios, llevó a establecer el mover profético en Israel en un nivel mayor que se manifestó en dos aspectos: 1) Se instauró una escuela de profetas, las cuales permanecieron en Israel produciendo compañías de profetas. 2) Aparecen profetas que tienen altos niveles de consejería profética sobrenatural sobre los gobernantes y, posteriormente, hablarán de parte de Dios a las naciones. 2. El binomio profeta – rey

La monarquía en Israel se abrió por boca del Profeta Samuel. Saúl, el primer rey elegido no supo caminar en esta dupla. El Rey David es que descubre y establece que un rey queverdaderamente ama a Dios, ha de tener profeta a su lado. Los gobernantes necesitan consejería, palabra, dirección, corrección, consolación sobrenatural. Esto solamente puede venir a través de un accionar profético de alto nivel. David lo descubrió, y así también lo hicieron los reyes piadosos como Josías, Josafat, Ezequías entre muchos otros. Los reyes impíos, también reconocieron la necesidad de profetas, pero ellos introdujeron profetas falsos, que eran amigos de la adivinación, el ocultismo y la brujería. Aqui descubrimos una verdad: es parte del diseño de Dios para las naciones, que los gobernantes tengan voceros de él, profetas maduros, para encarar el destino de las naciones. Al parecer la Biblia nos muestra un desarrollo progresivo de este nivel profético que tiene que ver con naciones. Hubo un conjunto de profetas que solo se movieron dentro de su nación (Samuel, Elías, Eliseo, varios profetas menores y otros mencionados ocasionalmente en el AT). Luego, aparecen profetas que tienen una palabra de Jehová por naciones e imperios (Isaías, Jeremías, Jonás, Ezequiel, Daniel, entre otros). El ejemplo más claro de todo esto se encuentra en el llamamiento que Dios hace de Jeremías como profeta: «Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones… Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar» (Jeremías 1:5,10). El profeta que alcanzó un desarrollo mayor es Daniel, a través de quien Dios da a conocer, un programa histórico de levantamiento y caída de imperios en el concierto de naciones, hasta que sea establecido el imperio eterno de paz y justicia del Dios viviente. Esta constatación nos enseña que Dios tiene una palabra de dirección, de corrección, de destino, más allá de una nación. El tiene planes para conjuntos de naciones y por ende, para toda la tierra, y el avance de ellos lo hace conocer a través de los profetas maduros.

3. El binomio apóstoles y profetas

En Lucas 11:49 -51, leemos: «Por eso la sabiduría de Dios también dijo: Les enviaré profetas y apóstoles; y de ellos, a unos matarán y a otros perseguirán, para que se demande de esta generación la sangre de todos los profetas que se ha derramado desde la fundación del mundo, desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que murió entre el altar y el templo; sí, os digo que será demandada de esta generación». En este pasaje Jesús está hablando de un nuevo binomio de gobierno espiritual para las naciones que estaba empezando con él. Jesús con toda claridad y energía declara que en la sabiduría, léase la mente, el diseño originario de Dios, los profetas han de seguir actuando sobre la tierra. En Esta vez ya no sería solamente a través del antiguo Israel sino de su pueblo redimido, la Iglesia, presente en todas las naciones de la tierra. El distingue que estos profetas no son los del Antiguo Testamento. Ellos eran sombra y figura del nuevo y más glorioso mover profético que vendría a todas las naciones. Esteban encarnó el cumplimiento de esta demanda (Hechos 7). Continuó con los otros apóstoles del Espíritu Santo en las naciones, quienes sufrieron persecuciones. Continuará con los que son fieles a la voluntad de Dios. La iglesia del primer siglo conoció el mover de este binomio según Efesios 2:20: «Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo». El ministerio apostólico y profético por su potencia tiene acceso a reyes y gobernantes, no sólo para darles testimonio de Jesucristo, sino también para declarar lo que ha de acontecer en sus naciones. Véase Hechos 11:27-28; Hechos 22 al 26, Pablo ante muchos gobernantes. Así como Daniel en el AT, el apóstol Juan fue usado para declarar, los grandes acontecimientos finales que están sucediéndose hasta que vengan el nuevo cielo y la nueva tierra. Frente a la potencia y el sacudimiento cultural que produjo el ministerio apostólico y profético, reyes y gobernantes al quedarse estupefactos, en un primer momento terminaron persiguiendo a los discípulos de Jesucristo. Pero en un segundo momento,reyes y naciones enteras se volvieron parte del Reino de Dios.

4. Lo profético y el destino de las naciones

“y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de os muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén” ( Lucas 24:47-49 ). En este pasaje encontramos que este es el mandato profético de la gran comisión. Una función de los profetas es denunciar el pecado y anunciar la derrotero y la esperanza que Dios plantea. La esperanza que Dios declara a través de los profetas es condicional a un estado de arrepentimiento y/u obediencia. Tampoco se podrá establecer el derrotero de discipular naciones si no hay arrepentimiento en las personas, los ciudadanos.
Por eso Jesús nos envía no solo a las criaturas (individuos) sino también a las naciones. Ellas a través de sus gobernantes pueden encontrar el propósito, el destino y la providencia de Dios para traer justicia y paz a los ciudadanos.Una de las actividades del profeta es la intercesión y la guerra espiritual (2 Timoteo 2-1-3). El lugar secreto del profeta es el ámbito donde recibe la voz y la carga profética para una nación. Los profetas también son para las naciones. Hay propósitos y destinos específicos que Dios los ha declarar no sólo desde las iglesias sino en los mismos lugares donde se deciden el destino de las naciones. Hay una actividad profética mayor que Dios está por soltar sobre la tierra. El va a devolver a las naciones profetas para sus gobernantes. Algunos profetas serán bien recibidos por los gobernantes. Otros serán rechazados, pero de una forma o de otra, Dios incrementará el fluir profético sobre toda la tierra. El mover profético crecerá y se fortalecerá dentro de las iglesias pero no se quedará dentro de ellas. Saldrá a instancias de gobierno, de decisiones económicas, políticas, sociales. No habrá reino de este mundo que no sea infiltrado, conquistado y gobernado por apóstoles y profetas. Todo esto sucederá en medio de luchas y conflictos hasta que se cumpla la escritura que todos cantaremos:
«El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y é l reinará por los siglo de los siglo » Ap o c a l i p s i s 1 1 : 1 5 .


Apóstol, Samuel Arboleda Pariona Red Impact Perú

3 comentarios:

FullChrist Ministries dijo...

La Reforma Apostolica y Profetica es Correcta. Sin Embargo antes que ella DIOS dice que es necesario LA REFORMA CRISTIANA BIBLICA, de lo contratio todo seguirá siendo fundado y gobernado inconscientemente por la mejor presentación del paganismo de la historia: EL HUMANISMO!, CON LO CUAL DIOS NO PODRA CONTINUAR SU PERFECTO PLAN EN SU IGLESIA.

Bruno Villa de Barrera
Ministro y Pastor en

FullChrist Mission
Worldwide Biblical Christian Mission
FullChrist.Com

Anónimo dijo...

PERO PRIMERO ES NESESARIO QUE SE LIBEREN DE ESE DEMONIO DE ORGULLO DE CREERSE "APOSTOLES" CUANDO ESTA BIEN CALRITO QUE APSOTOLES SON SOLO 12 Y CUYOS NOMBRES APARECEN EN LOS DOCE COLUMNAS DEL TEMPLO EN APOCALIPSIS Y OTRA PARTICULARIDAD ES QUE LOS APOSTOLES VERDADEROS ANDUVIERON Y VIERON A CRISTO

HASTA PABLO FUE TOMADO EN EL CUERPO O ESPIRITU Y FUE LLEVADO A LA PRESENCIA DE DIOS.

PERO ESTOS "FALSOS PROFETAS" "FALSOS APOSTOLES" NUNCA CONOCIERON ADIOS ADEMAS NUNCA SEMBRARON CIENTOS Y MILES DE OBRAS EN LOS PAISES Y CIUDADES DEL MUNDO COMO SI LO HICIEROPN LOS VERDADEROS APOSTOLES (ENVIADOS O MISIONEROS)

AQUI EN PERU EL FALSO APOSTOL SAMUEL ARBOLEDA LO UNICOP QUE SEMBRO FUE SU IMPRENTA DONDE IMPRIME POR MILLARES SUS LIBROS PARA COMERCIAR CON EL EVANGELIO

DIOS NO TARDA DARLE EL PAGO JUSTO AL QUE COMERCIA CON SU EVANGLIO

Marener dijo...

cuidado anonimo, recuerde que Dios tambien pago a quienes se dejen usar como murmuradores. LA murmuraciòn, el juicio no es de Dios, dejemos que sea el Senior quien juzgue, que es el unico que juzga con juicio justo. Dejemos de ser instrumentos satanicos, si anonimo, porque cuando murmuramos, blasfemamos, juzgamos, hablamos lo que no EDIFICA, nos volvemos instrumentos de satanas.
que Dios tenga misericordia de todos nosotros, y comencemos a DECIR NO A LA MUMURACION, Y AL JUICIO, NO AL MEDIR A LOS DEMas y comenzar a medirnos a nosotros mismos.
que Dios les bendiga, y bendiga a los 5 ministerios danos por El