el León de la tribu de Judá, la Raíz de David

Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío.

Tenemos también la palabra profética más segura

Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos HOMBRES DE DIOS hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida

Pero levantándose Pedro, corrió al SEPULCRO; y cuando miró dentro, vio los lienzos solos, y se fue a casa maravillándose de lo que había sucedido.

Porque en él fueron creadas todas las cosas

El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando.

He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo

El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, Grande y manifiesto








------------------






AGRADECEMOS SUS VISITAS Y COMENTARIOS

EDIFICADORES DEL REINO

-------

ESPÍRITU DE JEZABEL

En este libro registro las historias de muchos que han combatido contra el espíritu de Jezabel.Espero que las lecciones y experiencias aquí escritas  sean de aliento para usted ...las mujeres no son las únicas que caen  bajo la influencia de este espíritu  demoníaco ,aunque los únicos ejemplos  claros que aparecen en la biblia  son de mujeres, creo que  hombres como Absalón, Coré y Balaam , también obraron bajo su influencia.

Descarga :  http://www.mediafire.com/?awq9wdrdqd90nxq

PREDICAS PARA LOS DOMINGOS

Muchas veces , despues de un domingo los pastores  ya estamos pensando y orando para que Dios nos de un nuevo mensaje  para el próximo  y  que bendiga a su pueblo, oramos , buscamos los textos  claves y  listo , ¡allí esta!  

pero otras veces necesitamos algo q nos inspire  entonces aqui tenemos estos bosquejos, prácticos y fáciles de usar, están estructurados en tres pasos. La primera sección es la introducción, que presenta pensamientos que captan la atención del auditorio. Luego sigue el cuerpo, con varios puntos de exposición bíblica. La tercera sección es la conclusión, que sugiere preguntas prácticas y pensamientos devocionales para la applicación. 

Este es un recurso completo y amplio para ayudar al predicador a predicar la Palabra durante todo un año.




DESCARGA : http://www.mediafire.com/?bnlds4u09iclovb
FORMATO LIBRO PDF

LA FE QUE GENERA ALABANZA W/NEE PARTE 3

Salmos 106:12 es una palabra muy preciosa: “Entonces creyeron a Sus palabras / Y cantaron Su alabanza”. Tal era la condición de los hijos de Israel cuando estuvieron en el desierto. Ellos creyeron y cantaron; o sea, ellos creían, así que alababan. La alabanza contiene un ingrediente fundamental: la fe. No se puede alabar únicamente de labios para afuera; no se puede decir a la ligera: “¡Gracias Señor! ¡Te alabo Señor!”. 


Uno tiene que tener fe; sólo podremos alabar después que hayamos creído. Si uno enfrenta algún problema o se siente afligido, ora; y a medida que ora, siente que la fe brota en su corazón. Es en ese momento que uno empieza a alabar. Ésta es la manera viviente, pero no debe ser realizada con ligereza. Uno debe orar cuando le sobrevenga algún problema; pero tan pronto reciba un poco de fe, tan pronto empiece a creer en Dios y en Su grandeza, en Su poder, en Su compasión, en Su gloria y en la manifestación de Su gloria, debe comenzar a alabar. Si la fe se ha despertado en uno, pero uno no manifiesta enseguida la alabanza, pronto verá que su fe se desvanece. Decimos esto basados en nuestra propia experiencia. En cuanto la fe brote en nuestro ser, debemos alabar a Dios. Si no lo hacemos, después de cierto tiempo, nuestra fe se desvanecerá. Quizás ahora tengamos fe, pero después de cierto tiempo, es posible que tal fe se desvanezca. 

Por consiguiente, tenemos que aprender a alabar. Tenemos que aprender a expresar nuestra alabanza. Tenemos que abrir nuestras bocas y alabar. No basta con tener pensamientos de loor, sino que tenemos que expresar nuestras alabanzas de manera concreta y audible. Uno debe alabar a Dios en medio de todos sus problemas y en la faz de Satanás, diciendo: “¡Oh Señor! ¡Alabado seas!”. Hágalo hasta que surja cierto sentir allí donde antes no existía sentimiento alguno, y hágalo hasta que tal sentimiento, que empieza muy débilmente, se haga más intenso y definido. Hágalo hasta que su fe, que al comienzo era muy pequeña, sea plenamente perfeccionada.
Una vez que usted contemple plenamente la gloria de Dios, usted podrá creer. Una vez que la gloria de Dios impregne su espíritu, usted podrá alabarle.

Debe llegar a comprender que Dios está por encima de todas las cosas y que Él es digno de ser alabado. Cuando usted alaba, Satanás huye. Hay ocasiones en las que tenemos que orar; pero cuando nuestra oración nos lleve al punto en que obtenemos fe y certeza, sabemos que el Señor ha respondido a nuestra oración y que nos corresponde alabarle: “¡Señor! ¡Te doy gracias! ¡Te alabo! ¡Este asunto ya ha sido resuelto!”.


No espere a que el asunto haya sido efectivamente resuelto para comenzar a alabar. Debemos alabar tan pronto hayamos creído. No esperemos a que el enemigo se marche para empezar a cantar. ¡Debemos cantar para ahuyentarlo! Debemos aprender a alabar por fe; cuando alabamos por fe, el enemigo será derrotado y echado lejos. Tenemos que creer, antes de poder alabar. Primero, creemos y alabamos, y después experimentamos la victoria.

Pastores en pecado



PASTORES EN PECADO


Algunas de las historias más tristes que ha vivido la iglesia tiene que ver con líderes que caen en pecado y producen una gran verguenza al pueblo de Dios. 


por Lucas Ley



¿Por que sucede esto? ¿Cómo es que llegan a eso?.

 Si has vivido de cerca el ver caer a un líder yo sé que duele. Recuerdo cuando un famoso predicador que era muy respetado cuando yo era niño cayó en adulterio y su caída fue usada por la televisión como burla para la iglesia. Al principio nadie podía creer que esto fuera verdad y hasta me acuerdo que mi mamá no podía creerlo aún después de que él mismo lo reconociera llorando por televisión. ¡Qué dolor! Pero era obvio que el problema no había comenzado el día que la noticia salió a la luz. 

Nadie con su equipo mental funcionando se levanta un día y dice: hoy voy a hacer un desastre con mi vida, lastimar a mucha gente y hacer quedar mal a Cristo. Todo comienza poco a poco. Mucho antes que nadie se entere. Empieza con un flojo "sí" en un momento de soledad. Emerge de a poco adentro del corazón descuidado. 



Dios me ha dado el curioso privilegio de trabajar en muchos sectores del cuerpo de Cristo. He pastoreado en distintos países, para diferentes denominaciones, trabajado para distintas organizaciones y hoy viajo por el mundo compartiendo con líderes de todo tipo. Al tener está posibilidad de ver al hombre en acción puedo notar los siguientes problemas como potenciales puertas a una caída estruendosa: 



Líderes que se creen superados


Aún el más respetado ministro de la palabra tiene que reconocer que es un pecador. Somos pecadores y a menos que Jesús estuviera equivocado no hay bueno ni aún uno (Mateo 19:17) Sí. Ni siquiera ese de traje raro que siempre está conmovido y haciendo milagros en TV es justo por sus propios meritos. Todos tenemos una necesidad desesperada de Dios y no podemos confiarnos de nuestra propia justicia. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga." (1 Corintios 10:12) El que cree estar exento de pecar ya abrió una puerta peligrosa. Además Mr. Satán tiene a los lideres de blanco preferido y la Biblia es clara en prevenirnos que el diablo está atento a nuestros pasos y por eso nosotros tenemos que estarlo aún más. 



Líderes que están totalmente solos


Muchas veces el liderazgo genera soledad. Sea porque uno se va de misión a otro lugar o porque uno está en el tope de una congregación y generó una plataforma donde nadie te puede decir nada negativo, muchos se quedan solos en el liderazgo cristiano. Así muchos se han alejado de todo contacto con la civilización y viven en la burbuja de su ministerio unipersonal. El problema es que a la llegada de la tentación están solos también y no tienen de quién agarrase. Todo en ellos es tan misterioso, secreto y solitario que pronto solo cuentan con su propio criterio para discernir lo que está bien y mal y eso puede ser muy engañoso. No importa lo importante que sea un líder, todos necesitamos amigos que nos sostengan, puedan decirnos cuando consideran que estamos equivocados y nos llamen la atención si estamos en terreno peligroso. 



Líderes que tienen demasiado miedo a reconocer sus debilidades y tentaciones


En muchos círculos cristianos existe el mito del súper líder. Esto fue creado por una generación que nunca hablaba de sus debilidades y pecados. Uno los escuchaba y jamás había nada negativo en sus vidas. Todo era ejemplar y no tenían ninguno de los problemas que tiene el resto de los humanos (todavía esto es cierto en algunos sectores y sobre todo en la televisión evangélica). Esto encima se vio agravado porque hemos sido el único ejercito que mata a sus heridos.¿Cómo? Muchos lideres han visto como otros han sido avergonzados por la iglesia en vez de ayudados y restaurados al estar en pecado. Entonces tienen miedo de confesar su debilidad. Recordemos que Jesús dijo que tire la primera piedra el que no tiene pecado. Un Jesús que estuvo atento a corregir pero siempre con amor. 



El camino de salida a este problema es que se levante una generación de lideres con autenticidad y transparencia. Yo soy un pecador y todavía hay cosas de mi carácter que me cuesta controlar. He tomado decisiones en el ministerio que han estado equivocadas y muchas veces he actuado con motivaciones erradas. Al reconocer eso quedo menos expuesto a crear una barrera de hipocresía que impida que otros demanden cuentas de mi vida y ministerio. 



Demasiada exposición sin lugar para el refresco



No es fácil ser responsable del crecimiento espiritual de otras personas. Algunos lideres pasan todo el tiempo dando sin separar un tiempo para recibir también. Esto los debilita y fastidia. Muchas de las historias de caídas de lideres dan cuenta que fueron en momentos de defensas bajas. Y si a la responsabilidad natural del liderazgo le agregamos fama, viajes y una agenda descomunal el refresco se necesita con más urgencia. Separar tiempo en familia, buenas vacaciones y también nutrirse del ministerio de otros previene un estado de debilitamiento. 
Claro que hay mucho más por decir pero por ultimo me gustaría ayudarte a responder una pregunta que es muy importante



¿Qué puedo hacer si conozco a algún líder que está en pecado?


Ayudarle confrontando su pecado. Cuando le señalas su pecado a alguien con amor le haces un favor. Primero vístete de misericordia no sea cosa que la confrontación tenga que ver con tu motivación de hundir a esta persona, mostrar tu espiritualidad, cuidar tu reputación o cualquier otra razón que no sea la de ayudar a esta persona y edificar el cuerpo de Cristo. Haz exactamente lo que entiendas que Jesús hubiera hecho. Habla en privado y si no hay progreso habla con un testigo. Si te encuentras con que además del pecado hay hipocresía que pretende quedarse así, entonces si tienes que hablar con otros lideres y denunciar el pecado. ¿Y si yo he sido la persona herida por el pecado? Lo mismo pero además perdonar. No hay otra llave para liberar tu corazón y el de esta persona. 



LAGRIMAS


Adios , al pasado, las cosas son hechas nuevas en Cristo Jesús, no mirando lo que queda  atrás sino extendiéndome hacia lo que esta adelante, prosigo al  blanco...
hizo brillar su luz y huyo de mi la oscuridad, y ahora soy feliz cantando de su amor y de su paz...

APÓSTOLES FALSOS


¿COMO IDENTIFICAR   UN APÓSTOL FALSO?
Por David Cannistraci
¿Cómo  puedes reconocer a los Judas de los días modernos?  Lamentablemente  .parecen verdaderos apóstoles en alto grado. Satanas ha formado astutamente a estos impostores con parecidos muy cercanos. Como cualquier falsificación si sabemos qué buscar. Pueden ser detectados. Los falsos apóstoles están marcados siempre por falsas personalidades, falsas prácticas, y falsas proclamaciones.


PERSONALIDAD FALSA
 Cuando Dios llama a algunos al ministerio, comienza un proceso de transformación en el carácter  y el corazón de es apersona  (Romanos 8:29,30; 12:2 ,) los tratos de Dios  comienzan en lo profundo del individuo a conformar   a esa  persona  a Cristo , en personalidad  y carácter .El resultado final  es que la persona  poseerá  la composición interna de un siervo de  Dios.

Los falsos apóstoles  carecen de esa composición interna presente en los verdaderos apóstoles .Esto es por que su vieja naturaleza  no han sido transformadas  por el poder de Cristo. Pablo dice que  aunque parezcan ser transformados  ,es sólo porque  se han transformado  a sí mismos (tal como lo hace Satanás ) labrándose  a s í mismos en apóstoles  (2 Corintios  11:13-15) Se llaman así mismo y se desarrollan  ellos mismos . NO tienen verdadera santificación   ni autentico proceso de desarrollo  del carácter en sí mismos. NO son ni siquiera  parecen,  completamente  cambiados por Dios .
Esta falta  de transformación  interna por el poder de Dios   puede ser detectada  finalmente  en dos niveles.

Primero : Estos  hombres no  poseerán ninguna  intimidad  ni relación con Cristo ; No  respetan la vid .Para tales falsificaciones. Cristo mismo proclamará en el día de juicio  “Nunca os conocí, apartaos de mí hacedores de maldad (Mateo 7:23)

Segundo : Los falsos apóstoles no tendrán relación  real ni compañerismo con los verdaderos   creyentes :El nuevo testamento habla de los falsos ministros  como “Falsos hermanos”  (2 Cor 11:26)  Esta frase apunta a la cuestión de su  relación  e identidad dentro del Cuerpo de Cristo . Ellos no son “hermanos” ni tienen  posición relacional entre los hermanos  ni en la casa del padre , son personas que , por composición  y relación se apartan del verdadero  pueblo de Dios.

 FALSAS PRÁCTICAS
Los falsos apóstoles también pueden detectarse  por la manera en que se conducen. Pablo habló de sus  “artimañans del error” .métodos falsos  que revelan sus falsas identidades (Efesios 4:14)sus prácticas falsas son  extensiones de sus caracteres imitados. La Escritura revela muchas prácticas  que caracterizan  a los falsos apóstoles , incluyendo la presencia de los siguientes elementos:
  •       Secreto  y misterio  en sus  doctrinas y vidas  en vez de receptividad (Galatas 2:4-5) “guardar secretos “ es una buena indicación  de que algo esta mal.
  •       Un espíritu de  esclavitud o control do otros en vez  de promover la verdadera  libertad .Un verdadero apóstol nunca quiere atar ni controlar a nadie
  •          Manipulación a través de palabras  halagadoras  en vez de  hablar la verdad en amor  (Romanos 6:18)
  •          Influencia seductora sexual  con las mujeres  en vez de  pureza y respeto  (Mateo 23:14; 2 Timoteo 3:6)
  •          Engaño y pretensión  más que honestidad e integridad (Mateo 7:15;24:11).
  •          Falsos milagros  nacidos de una posesión demoniaca en vez de verdaderos milagros por el poder del Espíritu Santo.
  •          Supersticiones , filosofías falsas y pensamiento carnal en vez de mente de Cristo  y  la sabiduría celestial  (Colosenses 2:8).
  • ·         Tradiciones vacías  y simbolismos  sin vida en vez de adoración con significado(Colosenses 2:8 ,18)  
  •          Penetración de la iglesia local  con sus mensajes en vez de penetrar la sociedad  con el evangelio (Hch 20:29;Judas 4)Los verdaderos apóstoles no entran  a la iglesia para atraer gente para si mismos .Ese es el trabajo de los falsos apóstoles . Los verdaderos  se preocupan por ganar al perdido.
  •        Denigrar y alejarse de la iglesia local  y hacia ellos mismos en vez de construirla  y atraer a la gente  hacia Cristo (Hch 20:30).

FALSA PROCLAMACIÓN

Los falsos apóstoles carecen de mensajes apostólicos  válidos. Ellos nunca pueden sonar bien porque no están bien.  Sus enseñanzas no se basan en la verdad, sino que están enraizadas en engaños  entrelazados dentro de su falso pensamiento , extendiéndose para atraer a otros con poderes oscuros. Sea que  perviertan el evangelio(Galatas  1:7) o prediquen  un evangelio diferente”  por completo (2Cor.  11:4) , reciben maldiciones por hacerlo  (Galatas 1:9) El peligro insidioso  de los mensajes que proclaman los falsos ministros  , es que no son suyos ,sino que son doctrina de demonios, que proceden del mismo infierno (1Timoteo 4:1)  los resultados terribles de seguir sus enseñanzas se manifiestan en forma  de dolores  del corazón ,confusión  espiritual así como condenación eterna.
En pocas palabras , los falsos apóstoles  tienen personalidades, practicas y proclamaciones falsas. Pueden reconocerse por sus frutos,  por lo que se  debe   actuar  para detener su efectividad.



  

LOS DEMONIOS

COMO DERROTAR A LOS DEMONIOS   LIBRO 

He enseñado sobre demonios  en muchos países del mundo, los líderes de las iglesias han estado  abierto y receptivos , con gozo y alivio, muchos de estos líderes,manifestaron su agradecimiento por el conocimiento adquirido por medio de la enseñanza, un pastor dijo: hemos sabido que  nuestra gente ha estado envuelta en demonismo, pero no hemos sabido  como tratar el problema,ahora  creo que  tenemos algunas respuestas.


Autores : JIM  Y CAROLYN MURPHY
Descarga: http://www.mediafire.com/?j08f026x2vqq57d
Formato : Libro PDF

LEGALISMO/ Bernardo Stamateas / pte. 2


TEOLOGÍAS LEGALISTAS

Definición: El legalismo es un sistema 
de creencias humanas, rígidas y 

ritualistas,
basadas en mentiras, que pretende tomar
el lugar de la Palabra de Dios.

3. Teología del sufrimiento
“Tiene que doler”, “Ayunar cuarenta días, debes sufrir”, “¡Faltan rodillas acá! Hay que 

orar de rodillas hasta que te revienten los meniscos.” 

¿Y por qué? ¿No podemos orar sentados 

en un sillón? Claro que sí. 

Estamos descubriendo que nos merecemos la comodidad, que podemos orar tanto en la cama  como en una silla masajeadora. Pero, como por la teología del sufrimiento nos metieron dolor, éxito, placer, gozo, sueños son malas palabras.



Esta teoría llegó porque el noventa y nueve por ciento de la literatura evangélica que consumimos es traducida de los norteamericanos, y ellos viven rodeados de un confort extremo. Pero  nosotros, no sabemos qué es eso, y lo hemos comprado estando en Latinoamérica, ¡en el extremo  
opuesto!



Recuerdo que en una oportunidad, estando en Dallas, fui a un evento organizado por una iglesia,  era un lunch, y una mujer se enojo muchísimo y se fue ofendida porque no había servilletas  de papel. El pastor preocupado decía: “¡Cómo cometimos ese error!”

Los predicadores que leyeron esos libros enseñaron a la gente: “Basta de placer” Y ¿qué es eso? Porque compraron el mensaje americano, un nivel de vida que no tenemos. Todavía estamos orando para que cada persona tenga su coche, la gente tiene que viajar cinco horas para venir a  las reuniones.



Latinoamérica no vive el hedonismo americano, estamos en el otro extremo, no sabemos qué 
es el placer. No dicen: “Buscan la cultura del placer, toda la satisfacción.” Es que debemos buscarla 

porque no la conocemos, solo hemos visto la palabra escrita en el diccionario nada más.



“Después de una bendición se viene un ataque.” ¿Cuántos oyeron esta frase? En vez de disfrutar  pensamos “algo malo va a venir.” Mucha gente se sorprende cuando nos reímos en la iglesia,  debiendo ser una cosa tan natural, algo normal, pero como tenemos la teoría del sufrimiento,  
la oración, el mensaje, nos tienen que doler. Por eso los predicadores “les pegan” a la gente. Con  
bronca les dicen: “Te falta santidad”, “Te falta amor”, “Te falta unidad.” Viniste mal y te vas peor, 
porque todo debe ser sufrimiento.

4. Teología divisionista, lo exterior y lo interior

Se separa lo “secular”, de lo “espiritual”, y la ropa es la que marca la santidad.
Todavía hoy, hay iglesias que se están cuestionando si la mujer puede pintarse o no; aún se  discute si la psicología es diabólica o no; si hay que estudiar o no; si podés hacerte un arito o no;   si está bien operarse estéticamente

Esta teoría hizo que la gente empiece a cuidar su imagen y dijeron: “Hay que dar buen testimonio.”
Por ejemplo, se murió tu hijo y “para dar buen testimonio delante de los demás”, decís:
“Dios sabe todo.” Dice Efesios que debemos dar testimonio al infierno ¡no a la gente.
Así que debíamos cuidar las apariencias y mostrar una imagen que no éramos, por lo tanto estábamos engañando. La verdad es que tu imagen exterior debe coincidir con la imagen interior de quien sos en Dios.
Hay gente que, durante años (y aún hoy), en las iglesias, cuidan la imagen, son hipócritas que  hasta cambian el tono de la voz cuando hablan. Por ejemplo hay adoradores que hablan al estilo  mejicano, imitando todo el tiempo.


Una persona que se fue de nuestra iglesia cuando vino la unción, recuerdo que me dijo: “Yo  hice una asamblea para que expulsen a mi hija porque cometió adulterio.” Era un contador que  tenía mucho dinero y varios locales de pizzería. Le pregunté cómo hacía cuando venían inspectores  
a su negocio, cómo los manejaba. Y me respondió: “Le damos coimas, porque si no, no se  
puede vivir.” ¡Ah! ¡Hipócrita! ¿Con tu hija sos bíblico y para la coima, no?  
Por eso, fingiendo una imagen en la iglesia y teniendo otra en la vida secular, hay tanto abuso  
sexual, tanto adulterio pastoral, tanta violación, tanta inmundicia. Porque, “como yo no valgo y  
todo lo hace Dios, entonces me descuido.” Es así como apareció la teología de la doble vida.



El “gran llamamiento” era al pastorado, a las misiones, se consideran los más valiosos, mientras  que todos los demás llamados no sirven.

La gente separaba: “Mi servicio a Dios y mi trabajo” y muchos se sentían mal por no tener  tiempo para servir al Señor ya que trabajaban todo el día. ¿Y el trabajo qué crees que es? No vivían  el trabajo como un servicio al Señor, ya que sólo se servía en la iglesia.

• Énfasis en lo almático: Como “yo no sirvo”, se activaban las emociones. Almático es lo emocional y lo racional y, mucha gente se quedaba en las iglesias por los amigos o conocidos, porque 
iban a comer pizza. “Cómo me voy a ir si ahí están mis amigos”, “Nací acá”, “Me crié acá.” 


Todas las iglesias que no crecen, es porque son almáticas y porque no quieren. La gente está  entregada al Señor, está lista.

No crecen porque hay familias almáticas que gobiernan las iglesias, son clanes que están enfrentados, 
y aunque dicen que “quieren crecer” es mentira, porque si alguien nuevo se les agrega,  no lo aceptan. 


Alguien me dijo una vez: “Tengo miedo que en mi iglesia ellos sean más que nosotros.”
-¿Y quienes son ellos?, le pregunté.
-“Los nuevos.” 
Eso es perverso, es anti-Dios.
¿Qué es un grupo almático? Un lazo almático es pegote y simiótico, es cuando todos nos amamos, nos queremos, nos cuidamos, nos contamos todas las cosas, vamos juntos de vacaciones, hasta que nos peleamos con el pastor y terminamos todos a los tiros. Lo almático no funciona. La verdad es que revelación te expande la mente, información la cierra  Una persona insegura siempre discute; en cambio el que está seguro te va a decir: “¡Qué  interesante cómo lo ves! Lo voy a pensar.” Toda la gente que reacciona violentamente muestra  
inseguridad.



Información achica la mente: Te enseñaron que Dios es así, obra así, que esa es la doctrina y no hay nada más. ¿Y qué le pasa a mucha gente? Cuando escuchan algo nuevo de Dios dicen: “No me  lo enseñaron y, como no me lo enseñaron, no existe, es falso, es una moda.”

Revelación siempre expande la mente: Cuando entramos en la dinámica de la revelación, nos  damos cuenta de “todo lo que no sabemos” y de “todo lo grande que es Dios”, por eso siempre  estamos en la búsqueda de algo nuevo.



5. Teología de la culpa y el castigo

Todo era castigo, la ira de Dios. “¿Cuándo va a predicar de la ira de Dios? ¿Por qué no se  predica del juicio de Dios? ¿Dónde está la voz profética?” Porque algunos creen que hay que  juzgar y condenar. 



Juan el bautista perdió la cabeza porque hizo algo que Dios nunca le había pedido, él tenía  que prepararle el camino a Jesús y, en vez de menguar, se puso a marcar los pecados a Herodes ¿Quién lo llamó a hacerlo? Así perdió la cabeza.



“Falta unidad”, “Hay que unir más a los pastores.” ¿Querés unir los pastores? Ya estamos  unidos por la sangre de Cristo, si tenemos la misma misión de traer un avivamiento, ya estamos  unidos. Lo que no podemos hacer es unirnos en la misma visión porque cada estrategia es distinta. 



Entonces, nadie más pierda tiempo en unir lo que ya está unido.

“Falta santidad”, “Falta amor.” Siempre es “casi”: casi somos buenos cristianos, casi buenos padres,casi buenos hijos.




SOBRE LO PROFETICO


Profecía : ¡Es para todos!
Por John Mark Pool
clip_image002Dios nos creó a su imagen y sopló en la humanidad el primer aliento profético para que tengamos comunión eterna con Él. Nunca dejó de hablarle a su Creación. Dios nos hizo para tener compañerismo con Él y así multiplicarnos, llenarlo todo y tomar dominio de su Reino en la tierra como en el Cielo.
Para extender el Reino de Dios, les entregó dones a los hombres y le habló a su Creación. Al hablarnos, Dios escogió un canal conocido como profecía para comunicarles sus secretos a la Creación, comenzando por el hombre y hacia todos los elementos de la tierra. Tenga en mente que la gente fue creada para tener comunión con Dios. La comunicación, en su forma más básica, es hablar en cualquier forma de lenguaje con algún otro. En ese proceso, Dios comienza con su orden supremo de comunión, la humanidad, porque somos los que tenemos la carga de “tomar dominio y multiplicar” el Reino de Dios en la tierra, así como en el Cielo. La profecía es el canal más importante de los mensajes de Dios hacia su Creación.
“En verdad, nada hace el Señor omnipotente sin antes revelar sus designios a sus siervos los profetas” (Amós 3:7).

No necesitamos ser profetas para oír a Dios o profetizar sus palabras. Sí, existe un oficio de profeta que es una función en una posición de liderazgo en la administración de los dones entregados para el beneficio de toda la Iglesia. Pero no todos deberían anhelar estar en ese oficio o en algún otro oficio de liderazgo. Tenga en mente que cuanta mayor responsabilidad haya en su llamado, mayor tiene que ser el estándar de consagración en su vida. Llevar un título no equipa a la persona para las responsabilidades que acompañan el llamado de Dios. ¡Considere esto cuando desee un título en el liderazgo!
Sin embargo, si entrenamos a los jóvenes confiadamente, ayudándoles a profetizar y no sólo a anhelar un título o una posición, encajarán en el lugar donde Dios los quiere. Debemos buscar al Señor en cada parte de nuestro llamado, pero especialmente cuando comenzamos a comprender el significado de “todos deben profetizar” (1 Corintios 14).

“Así que, hermanos míos, ambicionen el don de profetizar, y no prohíban que se hable en lenguas” (1 Corintios 14:39).
Además está el oficio del profeta, pero alcanzar este oficio o título, no es nuestro objetivo en esta aventura de las asignaciones en el Reino. No podemos hacer que nadie sea un profeta, esa es una decisión de Dios. Pero podemos entrenar a muchos para que “deseen profetizar”. Piense en un equipo deportivo como el fútbol. Tienen pocos entrenadores, pero en los juegos hay más jugadores en el campo que entrenadores en el banco. Durante el juego, se combinan los jugadores y los entrenadores. Profetizar es siempre un trabajo en “equipo” para extender el Reino de Dios, no individualmente o para unos pocos escogidos.
La meta es que todos puedan oír y discernir la voz de Dios y equiparlos para hacer la obra del ministerio para que puedan cumplir su llamado. Mientras alcanzamos esto, debemos enfocarnos en el cuadro completo de todos en la familia del Señor creciendo hasta la estatura de Cristo, para que podamos ser edificados sobre la Iglesia y no sobre nuestros dones. Verdaderamente, debemos desear, ser entrenados y profetizar acerca de Jesús a un mundo en desesperación. ¡Cada uno de nosotros debe ser la palabra de Dios para un mundo herido!

En esta aventura del camino profético, es importante comprender algunos términos proféticos y cómo aplicarlos acorde a cada persona, grupos pequeños, comunidad de creyentes y todo el Reino de Dios. Mientras cada uno de nosotros madura en lo profético, cada persona debe familiarizarse con el vocabulario profético y cómo aplicarlo a la vida diaria, no sólo a un servicio en la Iglesia
.
Términos proféticos básicos

Profecía

Es la comunicación dirigida por Dios hacia su pueblo. Además, la profecía es uno de los canales de comunicación sobrenatural de Dios. La profecía, como lenguaje del Señor desde el Cielo a la tierra, es predictivo para la humanidad cuando Dios habla por medio de sus profetas antes que ocurran eventos de interés sobre la tierra. Por eso se llama profecía, que implica decretar los eventos antes que ocurran. Sin embargo, tan interesante como parece, la profecía no se limita a predecir los eventos terrenales futuros, es la respuesta de Dios para los eventos que preparó de antemano para bien.
Podemos pelear con la palabra profética cuando se suelta para manifestar los planes de Dios, los cuales ocurrirían de una manera diferente por sí solos. Por eso la fe en Dios es esencial en lo profético, así como una comprensión clara de nuestro rol vital como hijos de Dios.

Derribando un mito profético
Un mito que necesitamos exponer en la profecía es el dicho: “Pondré la palabra profética en el estante y si es de Dios va a pasar, pero si no, no venía de Él”. Eso no tiene un gramo de verdad respecto de la profecía de Dios y carece de fundamento bíblico.
Debemos conocer al dador de la profecía, comprender el espíritu de verdad que rodea a la palabra que dijo, como un mensaje respetable y luego, si viene del espíritu correcto (el Espíritu Santo) y no de la carne o por influencia demoníaca, comenzamos a interceder y orar para traer esta palabra a existencia. Esta es la intención de Dios. Eso significa que todas las palabras proféticas son condicionales en el nivel de nuestra participación junto a la expectativa de Dios. La profecía es la misma Palabra de Dios, inclusive su corazón. Siempre compare el mensaje que encontramos en el libro de Jonás sobre el corazón de Dios para la profecía. ¡El deseo de Dios es rescatar la Creación perdida!

Los psíquicos son falsos profetas
Amigos, no le crean a cualquiera que diga hablar por el Espíritu. Debe probarlos para ver si su espíritu viene de Dios. “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1).
El sistema del mundo, aparte de la familia de Dios, asume a los psíquicos como profetas, pero no lo son. Las palabras de los psíquicos son inspiradas por los demonios, como la adivinación. A los psíquicos les agrada ser comparados con los profetas, aunque es correcto compararlos con los falsos profetas.

En qué se diferencian los psíquicos de los profetas

Los psíquicos roban las verdades de Dios como si surgieran de sus poderes especiales, luego distorsionan y revelan estas palabras como si fueran profecías psíquicas. Dios conoce las intenciones de nuestro corazón, pero los psíquicos anhelan engañar a muchos para alejarlos del Reino de Dios. Por eso la profecía se debe tratar por el espíritu que está propagando la Palabra. Dios juzga las motivaciones e intenciones del corazón. ¡No podemos ignorar lo concerniente a los dones espirituales!

Profeta

Un verdadero profeta es uno de los cinco oficios de los dones de Cristo. Cuando Jesús ascendió a su trono, impartió la tarea y la administración como vocero de Dios sobre la tierra (Efesios 4:7-12). El oficio del profeta no es un don del Espíritu Santo, sino un don a través de la ascensión de Cristo. La palabra hebrea es Nabi, derivada de Naba (pronunciada naw-baw). Un nabi le dice los mensajes de Dios a la humanidad, como hacen los profetas o profetizas. Además usa Chozeh/Hozeh, pero estos términos son particularmente para el profeta vidente.
“Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones. Yo le respondí: ¡Ah, Señor mi Dios! ¡Soy muy joven, y no sé hablar! Pero el Señor me dijo: No digas: Soy muy joven, porque vas a ir adondequiera que yo te envíe, y vas a decir todo lo que yo te ordene” (Jeremías 1:5-7).
En el Nuevo Testamento, la palabra original en griego es “prophayteuw”, predecir, anticipar, profetizar, alguien que habla por Dios.

Vidente

Un vidente es alguien que ve en la realidad del espíritu y profetiza lo que ve en el Reino de Dios sobre la tierra. El profeta Samuel, nuestro primer profeta mayor, fue también llamado vidente en los comienzos de su ministerio.
Más tarde, el término estándar para profeta, nabi, se usó para separarlo de sus funciones oficiales respecto de las características del profeta vidente clásico (hozeh/chozeh). (En el Antiguo Testamento, Gad, Iddo y Asaf fueron videntes).
Todos los videntes reales son profetas de Dios, pero no todos los profetas son videntes. Además, una persona como un intercesor o un salmista pueden ver en la realidad del Espíritu y esto no los establece como un vidente o un profeta. La gente que vive apasionadamente en la realidad del espíritu de Dios, a menudo se los menciona de una manera inapropiada como videntes y profetas, aún cuando pueden ver, oír y declarar lo que Dios les muestra.

El don de Profecía


También hay un don de profecía que viene del Espíritu Santo, en comparación con el oficio del profeta impartido con los “dones de la ascensión de Cristo” (Efesios 4:7-12). Uno de los dones del Espíritu Santo es el de profecía. El don del Espíritu Santo opera a nivel corporativo. Romanos 12:6 dice: “Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es el de profecía, que lo use en proporción con su fe”. Es interesante que de todos los dones del Espíritu Santo (como la sanidad, las lenguas, los milagros, etc.), este sea el único don que Dios nos exhorta a buscar o desear. Esto significa que es muy importante y Dios sinceramente quiere que toda su familia profetice.

Como Dios siempre está hablando, sería beneficioso aprender a utilizar apropiadamente los dones de Dios para comunicar su voluntad y sus caminos hacia los demás en nuestra esfera de influencia. Como Dios es amor, ¡qué mejor que profetizar los propósitos del Reino de Dios hacia su pueblo! Nuestra meta es llegar siempre al corazón de las personas para que cumplan la grandeza del plan de Dios para sus vidas. Cuando Dios usa un mensajero, ungido por el Espíritu Santo, para revelar su corazón sobre la vida de otro, esto lo libera de las garras del enemigo para funcionar en el nuevo plan de vida del Señor.

Obedeciendo y declarando

Al obedecer la “voz suave del Señor”, permitimos que el don del Espíritu Santo efectivamente añada una vida para la eternidad al Reino de Dios, en cualquier lugar, en cualquier momento y para cualquier persona. Puede suceder en un avión, en un centro comercial, en una cafetería o donde sea. Para mí esto es algo gracioso y sé que también lo será para usted. Siempre se nos permite hablarles el cumplimiento profético para edificación, exhortación y consolación (1 Corintios 14:3) a los que el Señor establece a nuestro alrededor. No se quede con los errores y continúe buscando lo bueno, entrenándose para fluir en esta aventura profética. Todo significa conocer que Dios quiere que anhelemos el don de profecía para que podamos extender su Reino, una persona a la vez, para que “todos puedan profetizar”
.
Profetice, profetice, profetice, ¡sólo hágalo!

Así como el estudio de los idiomas extranjeros en el campo misionero, si oímos esto una vez, lo habremos oído cientos de veces, ¡lo usamos o lo perdemos!
Esto es muy cierto con los dones proféticos de Dios. Entonces, debemos buscarlos y recibir el mejor entrenamiento posible, pero por sobre todas las cosas, ¡no espere ser perfecto para profetizarle vida eterna a una persona herida! Podemos ser los últimos en hablarle la palabra a esa persona.
La gente siempre quiere un ejemplo y esto es lo que significa obedecer el “toque del Espíritu Santo en nuestro corazón”. Esta es la verdadera historia, algo que sucede más de lo que parece:
“Una voz me dijo un día que no fuera hacia mi casa a ver el juego del Súper Bowl, sino hacia el hospital a profetizarle la vida de Dios a un hombre. Obedecí con renuencia, porque no conocía al hombre del hospital. Las enfermeras me ayudaron a encontrar la habitación del anciano que estaba a punto de morir, debilitado por una cirugía. Cuando me miró a los ojos, me pidió si le podía hablar sobre la vida eterna y orar con él. Respondió susurrando que sí.
Tomé su mano débil y oramos una oración muy breve que incluyó la confesión de fe para salvación. Las lágrimas rodaron por su rostro mientras era transformado por ese brillo que sólo Dios puede expresar desde un corazón transformado. Regresé a mi casa contento y pude ver el final del juego. Más tarde recibí un llamado comunicándome que la persona que visité en el hospital había fallecido”.
¿Importa oír a Dios y obedecer su mandato de profetizar? ¡Sí! Recibí un llamado telefónico del hijo de ese anciano, agradeciéndome que Dios enviara a alguien para hablarle a su padre. Ahora sabía que tenía vida eterna.

Tenemos mucho para ganar por estar bien equipados con el asombroso “juego de herramientas” de Dios. La idea es no preocuparnos por equivocarnos al estar frente a personas que necesitan desesperadamente la vida eterna. ¡Sólo hágalo!
Sí, profetice a Jesús en medio de las tinieblas y vea cómo se enciende la luz de su amor sobre sus vidas. Cuídese porque es muy contagioso y otros cambiarán por el bien de Dios. Mientras lo hace, será energizado para profetizar con regularidad. De hecho, nuestra meta es profetizarles el plan de Dios a todas las personas que podamos. ¡Por eso todos deben profetizar!
Siempre una voz para Dios,