¿QUE ES UN APOSTOL?


Por Peter Wagner
La palabra castellana (apóstol) se deriva del griego apóstolos.
Apóstolos es un nombre y el verbo correspondiente es apóstelo, enviar.
Otra palabra bíblica, más común, que significa ¨enviar” es pempo, pero hay una diferencia importante entre los dos.
Apóstelo quiere decir enviar con un propósito en particular o con una comisión especifica de parte del que envía. Cuando esto se hace, “el enviado tiene plenos poderes y es el representante personal del que lo envía”. Los antiguos griegos también usaban apóstelos de tiempo en tiempo para indicar el ser enviado con autorización divina. A esto es que nos referimos en este capitulo.
El Nuevo Testamento usa apóstolos para los doce apóstoles escogidos personalmente por Jesucristo. Es con ellos que estamos mas familiarizados, pero no son los únicos. Por lo menos a otros doce se les llama “apóstoles” en el Nuevo Testamento, incluyendo Andronico, Apolos, Bernabé, Epafrodito, Santiago (hermano de Jesús), Junias, Matías, Pablo. Silas, Timoteo y otros dos que se menciona, pero no se dan sus nombres.


UN DON ESPIRITUAL
Apóstol es un don espiritual. Aparece entre varios otros dones en 1Corintios 12, en donde Pablo empieza diciendo¨ ´No quiero hermanos que ignoréis acerca de los dones espirituales¨´ (1Corintios 12:1). Se menciona a los apóstoles en 1Corintios 12:28 y 29, junto con otros dones espirituales tales como milagros, sanidades, ayuda, administración y lenguas. También se los menciona en Efesios 4;11 junto con profetas, evangelistas, pastores y maestros.
Algunos tal vez observen que esta lista en Efesios 4:11 es una lista de clases de individuos a quienes Dios da como dones a la iglesia como un todo; constituyen oficios. Esto es correcto técnicamente. También se da por sentado, por ejemplo, que los maestros tendrían el don de enseñar y que los profetas tendrían el don de profecía como la principal cualidad para ese oficio en particular. Tanto la profecía como la enseñanza se designan específicamente como dones espirituales; a decir verdad, ambas aparecen en las dos listas principales del Nuevo Testamento, Romanos 12 (véanse los versículos 6 y 7) y 1 Corintios 12 (véanse los versículos 10 y 28). Así que una inferencia razonable seria que los apóstoles también recibieron su oficio debido a que se les había dado el don espiritual de apóstol.
Esta es la definición que he estado usando para el don espiritual de apóstol: El don del apóstol es la capacidad especial que Dios da a ciertos miembros del Cuerpo de Cristo para asumir y ejercer liderazgo general sobre un numero de iglesias con una autoridad extraordinaria en asuntos espirituales que es espontáneamente reconocida y apreciada por aquellas iglesias .
En mi estudio , he llegado a ser claro que esta definición se aplica a muchos, tal vez a la mayoría de los apóstoles, pero no a todos.
Una palabra clave en mi definición es "autoridad" . No quiero recalcar esto demasiado, pero es esencial ver al apóstol a través de la criba de la autoridad. Nos ayuda a evitar el error común que algunos han cometido al confundir el don de apóstol con el don de misionero. Permítame explicar.


APOSTOL VERSUS MISIONERO
La palabra “misionero” en español procede del latín missionarius, que significa una persona enviada a una región para hacer obra religiosa. Esto la da una afinidad estrecha con el concepto de como enviado. Kenneth Taylor en The Living Biblie (La Biblia del Diario Vivir) frecuentemente tradujo apóstolos como “misionero”, como por ejemplo en Romanos1; 1, en donde en The Living Biblie (en ingles) dice; “Pablo…escogido… para ser misionero”. Sin embargo, cuando el mismo Kenneth Taylor mas adelante convocó a un grupo de eruditos bíblicos profesionales para hacer la New Living Translation, pensaron que Romanos 1:1 debía decir .
Estoy de acuerdo. Creo que Pablo estaba describiendo el don espiritual de misionero cuando escribió Efesios 3:6-9;
Que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y coparticipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la operación de su poder. A mi, que soy menos que el mas pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo
En otras palabras, Pablo atribuye la capacidad que tenia como judío, hebreo de hebreos no menos, para ministrar cruzando culturas a los gentiles, al “don de la gracia de Dios” (es decir, un don espiritual), Este fue el don de misionero.
Así es como lo defino yo: El don de misionero es la capacidad especial que Dios le da a ciertos miembros del Cuerpo de Cristo para ministrar en una segunda cultura cualquier otro don espiritual que puedan tener.
Observe el contraste entre Pedro y Pablo. Ambos eran apóstoles; pero Pedro no cruzo culturas. Fue apóstol a la circuncisión, es decir, a sus compatriotas judíos. Pablo fue apóstol primordialmente a la circuncisión, a los gentiles, quienes tenían una cultura enteramente diferente de aquella en la que él se había criado.
Pedro tenía el don de apóstol, pero no el don de misionero. Pablo tenia tanto el don de apóstol como el don de misionero.


AUTORIDAD DE EMBAJADOR
David Cannistraci, autor del sobresaliente libro Apostles and the Emerging Apostolic Movement (Los apóstoles y el emergente movimiento apostólico) define “apóstol” como “ uno llamado y enviado por Cristo para tener la autoridad espiritual, carácter, dones y capacidades para alcanzar con éxito y establecer a las personas en la verdad y orden del Reino, especialmente mediante la fundación y supervisión de iglesia locales”.
Sembrar y supervisar nuevas iglesias es una dimensión importante de la mayoría de ministerios apostólicos. Virtualmente a cualquier individuo que hace esto por un periodo de tiempo se le podría ver como un apóstol, aun cuando podría haber algunos apóstoles bona fide que no están involucrados directamente en sembrar iglesias per se.
Se debe pensar de los apóstoles como embajadores, Bill Hamon, autor de Apostles, Prophets and the Coming Moves of God (Apóstoles, profetas y los movimientos divinos venideros), ve esto claramente. Dice: “El significado básico de la raíz (de apóstol) es “uno enviado como representante de otro”, con el poder y autoridad del representante procediendo del que lo envía. Son como embajadores que representan a un país “.
Es importante recordar que los apóstoles son seres humanos. Tienen sus días buenos y sus días malos, Debido a que no tienen naturaleza divina, pueden cometer muchos errores. Recuerdo haber oído a John Kelly decir: “Algunas personas piensan que los apóstoles brillan en la oscuridad. ¡No es así!”.
El apóstol John Eckhardt lo dice de esta manera: “Hay quienes piensan que una persona tiene que ser perfecta e infalible para andar en el llamado de un apóstol, pero debemos darnos cuenta de que todos los dones del ministerio son dones de gracia. Son dados por gracias y no son ganados. Usted los tiene o no los tiene. Pablo reconoció que no era digno de ser llamado apóstol, y lo era solo por la gracia de Dios”.